Carmen de la Rosa

Carmen de la Rosa es la abuela de los bloguerillos y ha publicado las novelas La carta de Lucrecia, El Al Mizar y El inglés de Serón. Es autora de otras dos inéditas y relatos para adultos, así como de una colección de cuentos infantiles. Tiene un blog culinario, fruto de sus estudios de gastronomía en Le Cordon Bleu de Londres y de su experiencia como chef en la agencia de publicidad GoYa!, que creó hace una década en la localidad alemana de Heidelberg, donde reside actualmente.

Es licenciada en Periodismo, piloto privado y profesora de danza española.

Nació en Sevilla y conoce casi toda Europa y ha vivido en Almería, Múnich, Hamburgo, Dusseldorf y Londres.


La carta de LucreciaLa carta de Lucrecia es una novela de secretos. Algunos se muestran casi al principio, otros se intuyen sin acabar de saberlos, pero uno de ellos, el principal, sobrevive hasta las últimas páginas en las que se revela la importancia que, sin sospecharlo, ha tenido durante toda la narración.

Al cumplir 18 años, Marcela Monterreal, cantaora flamenca de gran éxito, recibe una carta de su abuela Lucrecia, que ha llevado una vida fascinante. Mulata e hija de una esclava cubana, acaba casándose con un rico hacendado de Cienfuegos. Años más tarde, al borde de la ruina, tiene que vender sus tierras y trasladarse a España, donde muere su marido y pierde lo poco que le queda de su fortuna, con lo que en pocos años pasa de ser una gran dama a sobrevivir bordando mantones de Manila en un corral de Triana.

Su nieta Marcela tampoco ha tenido una vida fácil. Al poco de recibir la carta, su mundo comienza a desmoronarse. Pablo Ardanza, su gran amor, muere repentinamente, su carrera como cantaora comienza a diluirse y contrae un matrimonio infeliz cuya única alegría son sus dos hijos, a los que debe proteger de un marido alcoholizado y maltratador. En el recuerdo de su abuela y el apoyo de sus amigas encuentra la fortaleza suficiente para tratar de escapar de esta situación.

Mención aparte merecen el grupo de amigas de Marcela, las chicas del Helios, el gimnasio donde se conocen y que es prácticamente el único punto en común que tiene este heterogéneo grupo formado por una ejecutiva, una artista plástica, una inmigrante ucraniana, una farmacéutica, una informática y una cantaora flamenca. A pesar de tener planteamientos de vida muy diversos, se entienden a la perfección, hasta el punto que deciden organizar un juego en el que comparten sus secretos. Esto permite profundizar en el carácter de cada una de ellas, además de salpicar la narración con una serie de situaciones que van desde lo más divertido a lo más trágico. Durante el juego, el secreto de Lucrecia está siempre a punto de desvelarse. Marcela se siente tentada de compartirlo con sus amigas en varias ocasiones aunque siempre hay algo que la retiene.

La autora propone una apasionante historia en dos planos temporales, uno actual y otro pasado, que se alternan para ir desgranando las vidas paralelas de dos mujeres que, a pesar de las adversidades, luchan para tomar las riendas de su propio destino. Esta alternancia le permite tratar una gran variedad de temas, desde la esclavitud en Cuba a finales del siglo XIX o la vida en la España de la posguerra hasta la violencia de género o el acoso mediático al que pueden ser sometidos los famosos.

En una novela breve (224 páginas) es casi imposible tratar más temas y conseguir mantener la tensión narrativa de la forma magistral que lo hace Carmen de la Rosa. Un gran acierto por su parte y una novedad editorial a tener muy en cuenta.

El Al Mizar Una saga familiar con un viejo castillo como centro y motor de la trama Las hermanas del Río Panero han heredado un castillo almohade en la provincia de Huelva. Mientras Amalia, que ha estudiado periodismo, escribe el libro a partir de las aportaciones y recuerdos de todas ellas, las del Río Panero indagan la razón por la que su madre cedió la administración del cortijo a un primo, Sebastián, que la chantajeaba con hacer público un turbio secreto de tiempos de la Guerra Civil. Las hermanas harán pesquisas entre familiares, amigos y conocidos aún vivos, hasta toparse con el enigma de un cadáver enterrado en el llamado Barranco de las Ranas y el descubrimiento de un misterioso medallón. “El Al Mizar” es una deliciosa novela costumbrista, repleta de intriga y pinceladas de humor, con un asombroso desenlace. Carmen de la Rosa se ha inspirado en hechos reales de su propia biografía para atrapar al lector en las redes de una saga familiar absolutamente irresistible.Carmen de la Rosa comenta que no sigue “ninguna metodología” a la hora de escribir. Empieza por un impulso, una necesidad. “Sabía que en mi familia había suficientes historias y secretos para escribir no una, sino tres o cuatro novelas”. Es entonces cuando una de sus hermanas, Rosario, la desafía: “¿Eres capaz de hacerlo, dejar constancia de la historia familiar?” La autora recogeel guante y en cuatro meses termina la historia.

Y dice que tiene “enjaretada” su segunda novela. En ella Amalia resuelve sus berenjenales españoles y se encuentra en Heidelberg con otros misterios que le complican la vida”. Antes de esto, explica, quiere terminar Amapola 15, “otra novela coral con mujeres como protagonistas”.

En Libros.com, y ante la vitalidad que muestra esta escritora, hacemos nuestro también el lema de uno de sus nietos trillizos de nueve años. “¡Haga feliz a mi abuela, compre su novela!”.

El inglés de Serón Una mañana, a la hora del desayuno, Marina West recibe un extraño fax de una joven inglesa. Lisa Turner le pide ayuda para exhumar el cadáver de su abuelo, que fue el director de la antigua Mina de los Ingleses de Serón y que murió coceado por su caballo en una casa victoriana, antigua propiedad y explotación ganadera de Marina. Pero… ¿fue el caballo quien lo mató? La colaboración de Marina en lo que parecía un simple trámite burocrático se convierte en un apasionante enigma y en una eficaz distracción contra su recién diagnosticado Alzheimer.

Estas dos mujeres, unidas ahora en una amistad vital, irán sacando a la luz historias y secretos de aquellos aciagos años de las minas almerienses.

El inglés de Serón desarrolla una absorbente intriga, con tintes policíacos al estilo de Agatha Cristie. Basada en un hecho real- la muerte accidental de un ingeniero inglés acaecida en la casa familiar de la autora y con la prosa fresca y sencilla de El Al Mizar, Carmen de la Rosa ha escrito una emocionante historia sobre unas mujeres modernas que resucitan los entresijos de la vida rural, con una trepidante mezcla de amor, fatalidad, amistades y rencores que sobreviven al tiempo.

El inglés de Serón es una novela optimista, de superación personal, divertida y conmovedora.

Somos poco más que nuestros recuerdos, pero el pasado no es siempre lo que parece.