¿Le dais paga a vuestros hijos?

BY IN El pequeño emprendedor, Y para los padres 8 COMMENTS

He puesto el título como pregunta porque esto, más que un post, es una consulta.

img-20490204-05741-2

Hace tiempo que venimos debatiendo en casa la idoneidad de darle una pequeña paga a los blogueros. Hasta ahora nunca lo hemos hecho y ya van entrando en unas edades en las que quizás deberían disponer ellos de un pocket money por si quieren salir con sus amigos o comprarse algo que más que una necesidad sea un capricho. Y pensándolo así le veo muchas ventajas. De esa forma aprenderían que el dinero se acaba y que la forma de gastarlo implica decisiones de coste de oportunidad: si me compro tal juego de ordenador me quedo sin ir al cine, ¿qué prefiero? Por supuesto otra gran ventaja es que les enseñaría a ahorrar: si quiero la equipación super-chula-super-nueva de esgrima entonces tendré que privarme de ciertas cosas para conseguirla; y la elección también está en cuánto estoy dispuesto a ahorrar cada semana, es decir, con qué urgencia deseo la equipación. En definitiva, hacer la valoración de cuáles son mis prioridades y qué estoy dispuesto a sacrificar por obtenerlas.

Todo son ventajas indiscutibles, un rodaje que prepara a los niños para las decisiones de adultos. Total, que parece que me inclino a darles una paga…

Y sin embargo no lo hago.

Porque por muchas que sean las ventajas, por claro que me quede que aprenderán a ahorrar, priorizar y hacer un gasto responsable de su dinero, falta la enseñanza más importante que quiero transmitir a mis hijos: que el dinero no cae del cielo. De hecho, me parece que dar una paga a los niños así, sin más, es transmitirles la idea de que merecemos, por el hecho de existir y por el hecho de que los demás lo tienen, que “alguien” se haga cargo de nuestros caprichos.

Nuestros hijos tienen todas sus necesidades cubiertas, tienen una casa agradable, ropa suficiente, un colegio estupendo y todas las actividades extraescolares que ellos han elegido. Hay también gastos en casa para los que no se pone límite (dentro de nuestras posibilidades, claro), los libros y las actividades culturales o deportivas, viajes y una vida social razonable con sus amigos. Todo esto lo tienen porque consideramos que entra dentro de nuestra obligación como padres, les damos lo que nosotros decidimos que en cada momento ellos merecen, y dentro de esta apreciación subjetiva ellos saben que valoramos su esfuerzo en el colegio, las notas y los informes de los profesores, su comportamiento en casa,  su trato con familiares y amigos… Además, ya están los santos, cumpleaños, navidades y visitas de familiares que les aportan un extra. Pero, ¿relamente tenemos que asumir nosotros los padres la obligación de darles una cantidad semanal y fija así, sin más?

Ese es el gran inconveniente de la paga. Que enseña a ahorrar y gastar pero no enseña a valorar el dinero porque no enseña lo fundamental, el origen de todo, que el dinero hay que ganarlo.

Por eso, en casa seguimos sin paga. Eso sí, hemos puesto a su disposición formas (fáciles) de ganarse un dinerillo extra. Uno de los blogueros que es muy fan del cine ha empezado su propia sección en este blog, por cada entrada que escribe le pago. También pagamos la limpieza del coche, ayudar en casa en ciertas tareas que sobrepasan las que considero deben hacer ellos de por sí, ayudar en el jardín de los abuelos… Muchos pequeños trabajos que esperamos les enseñen que el dinero del que disponemos es el que ganamos con nuestro trabajo y esfuerzo. Creo que una vez que te has trabajado lo ganado los conceptos de ahorro, consumo responsable y priorización vienen casi serie.

unnamed

En fin, que como decía, esto más que un post es una pregunta al aire y si tenéis otras opiniones o queréis compartir experiencias con nosotros, serán muy apreciadas.

 

8 Comments

  1. Carmen Carbonell |

    ¡Me parece un tema de debate muy interesante!
    Yo también tengo mis dudas… A mí no me daban, y desde pequeña aprendí a ahorrar (a base del típico aguinaldo de abuelos y demás) y a buscarme las “fuentes de financiación” cuidando niños.
    Pero, como contra, cuando alcanzaba una cantidad importante (5.000 pesetas, por ejemplo) siempre encontraba un nuevo objetivo para seguir ahorrando, así que como me había costado reunirlo, tenía que ser un capricho realmente que mereciera la pena. Mucho. Muchísimo.
    Pros y contras, como en todo.
    🙂

    Responder
    • Miss McHaggis |

      Hola Carmen, sí que es un tema de debate interesante, creo que los temas económicos son los grandes olvidados en la educación de los hijos. Quizás no nos damos cuenta de que es un tema importantísimo a tratar, quizás pensamos que es algo para cuando sean mayores, pero entonces ya les habremos transmitido hábitos que determinarán en gran medida su vida de adultos. Gracias por el comentario. Si no tienes inconveniente lo copio y pego también en la página de FB para que más gente pueda leerlo. ¡Saludos!

      Responder
  2. Angela |

    Uy, a esto le dimos muchas vueltas, y aun no sé si acertamos o no….Nosotros les damos una paga semanal a partir de los 9 años, siempre que en la semana hayan hecho lo que tienen que hacer – que no es nada extra, sino sus deberes, ir bien en el colegio, ayudar a recoger, a poner la mesa , a quitarla, bajar la basura…. esas pequeñas tareas que hay que compartir. Aparte, si un día quieren un extra, podemos buscarles otros trabajillos: lavar el coche, ayudar a limpiar un armario en profundidad, etc. De la paga que les damos (5 euros), 2 euros van automáticamente al banco, a su propia cuenta, que se supone no pueden tocar hasta que cumplan 18 años. Y los otros 3 los tienen para ‘sus gastos’… De momento nos va bien… y el mayor se ha pasado más de un año ahorrando para comprarse una wii (que consiguió con lo ahorrado de la paga, mas con contribuciones de padres, abuelos, tíos, por su cumpleaños y con la contribución de Santa, que le dejo dinero y algún detalle…). No sé cuál es la fórmula perfecta, pero lo cierto es que apenas nos piden caprichos y en seguida hacen la cuenta de cuanto tienen que ahorrar y nos piden trabajos extra para ganar más…

    Responder
    • Miss McHaggis |

      Cierto… Yo tampoco sé cuál es la fórmula perfecta, así estamos todos los padres… ¡intentando no meter demasiado la pata! 🙂 Por eso mismo me parece muy interesante ver qué es lo que hacen otras familias y sobre todo saber si a ellos les funciona. Me alegro de que a vosotros os vaya bien, en verdad lo que habéis instaurado es una especie de “paga con incentivos” + complementos con trabajillos. A mí me parece una buena idea. ¡¡Mil gracias por compartir!! Si no tienes inconveniente lo copio-pego en FB para que otras familias lo puedan leer. ¡¡Saludos!!

      Responder
  3. Alvaro |

    A mi, 30 años hoy, me educaron de una manera muy parecida hasta los 18 años, una paga demasiado básica y “grandes incentivos” por trabajos realizados, que variaban con la edad, desde lavar el coche, alimentar cada día a los perros, ocuparme de su higiene, algún pequeño trámite administrativo… Si quería algún “lujo” había que trabajarlo. Creo que es algo muy acertado y que ha marcado la diferencia entre como manejo los recursos y como lo hacen la mayoría de mis amigos.

    Responder

So, what do you think ?