En busca del beso

BY IN 2017, Libro recomendado 3+ NO COMMENTS YET

David Melling

Edad Recomendada: a partir de los 3 años

 

Este post va dedicado con mucho cariño a todos los papás atareados que algunas veces van tan de prisa que se les escapan los besos.  Os deseamos que festejéis el Día del Padre tranquilos, disfrutando de cada momento con vuestros hijos.

“Érase una vez un rey que siempre tenía mucha prisa. Una noche, mientras corría hacia el baño, le lanzó un beso a su hijo…”

… con tan mala suerte que el beso se voló por la ventana. ¡Qué error fatal! Y no sólo se le escapa el beso, si os fijáis atentamente en el dibujo, con las prisas también se le olvida contarle el cuento al príncipe, ¡no sé qué es peor!

Aquí comienza esta aventura.  Un caballero locuelo y su caballo se lanzan al bosque a encontrar el beso perdido. Por supuesto el bosque está habitado por animales peligrosísimos y un dragón, lo que pone al caballero, que es valiente aunque no muy diestro, en serio peligro. Pero no os preocupéis demasiado, por ahí anda “el beso de las buenas noches” haciendo de las suyas, es decir, besando a todo bicho viviente y transmitiendo el efecto mágico característico de este tipo de besos. No os digo cuál es porque ya lo sabéis. Haced la prueba esta noche atareados papás, cuando los pequeños estén hechos unas fieras,

“Osos monstruosos que gruñían “arg arg”, búhos espeluznantes que chillaban “juah juah, y una jauría de lobos hambrientos que aullaban “auuuh”

¿os suena?, pues eso, cuando rampen las fierecillas por la casa, con mucha parsimonia las metéis en la cama, les contáis un cuento, le dais el famoso beso y… ¡tachán!

Este precioso libro está ilustrado por el autor, y merece la pena fijarse muy bien en los dibujos, porque están llenos de pequeños detalles que a los niños les van a encantar. Juguetes escondidos en la habitación del príncipe, animales ocultos en las sombras del bosque… o en el león del escudo del caballero, que va reaccionando a la aventura como un personaje más. En muchas ocasiones el propio texto forma parte de la ilustración, incluso hay palabras escritas sobre el dibujo que representa su significado; por ejemplo, la palabra “nube” sobre una nube blanca. Es una forma ideal de que los niños vayan asociando significados y palabras cuando ya están empezando a leer. Además, el rastro dorado del beso perdido aparece en cada hoja, una invitación a que los niños la toquen y sigan su estela a través de las páginas. Otra manera estupenda de animarles a prestar atención al contenido del libro.

Lucía R.A. (4 años): “Era un rey tenía mucha prisa, no hay que tener prisa, está muy mal, y se le escapó un beso al dárselo desde lejos a su hijo. Un caballero un poco locuelo tenía que coger el beso. Lo que más me ha hecho gracia es cómo montaba el caballero a caballo, ¡lo hacía fatal!”

Por eso me gusta tanto este cuento, porque es muy divertido, tiene unos personajes entrañables y su historia nos recueda la imporancia de las pequeñas cosas y de los buenos hábitos con los niños. Un cuento y un beso de buenas noche hace milagros, y sólo nos ocupan unos minutos de nuestro (atareadísimo) día.

¿Sabías que…?

El escudo del caballero de este cuento está adornado con un león rampante, es decir, un león que está alzado en posición de ataque. No nos puede extrañar que el león sea una de las representación preferidas para los escudos, en Europa han decorado los de los reinos de Dinamarca, Suecia, Noruega, Escocia… y los del Reino de León, la representación más antigua de todas ellas. Mirad qué bonito es, tan rampante y tan moradito.

Debía dar un miedo tremendo ver a los caballeros preparados para el ataque, sintiéndose tan fuertes y poderosos como el león que les protegía en su escudo. Con una excepción (a ver si vosotros pensáis como yo), si te tocaba luchar contra un caballero danés, su apariencia no sería tan aterradora. Estas son las dos razones:

  1. Sus leones son pasantes, es decir, que van de paseito, y
  2. La razón fundamental: ¡llevaban el escudo llenito de corazones!

Os invitamos a visitar nuestra página en Facebook, La biblioteca de Miss McHaggis, allí seguiremos hablando de este cuento, de dragones, caballeros y mucho más.

 

So, what do you think ?